Preguntas frecuentes

Y preguntas infrecuentes para quienes tienen sed de conocimiento

Gracias por llegar hasta aquí, eso significa que eres una persona curiosa y que te interesa saber más

Preguntas frecuentes

R. Hammak es una palabra canalizada que significa “Resonancia Consciente”. Para comprender el concepto, se debe tener en cuenta el hecho de que los seres humanos estamos resonando todo el tiempo con nuestro entorno. En ese orden de ideas, interactuamos pasiva e inconscientemente con personas, pensamientos, situaciones, hábitos, creencias, carencias, miedos y un largo etc. En esta condición de ignorancia respecto de nuestra propia capacidad de crear nuestro futuro y por ende, nuestra realidad, nos relacionamos con personas que «vibran bajo», nuestros pensamientos negativos se adueñan de nuestro cerebro, nos desconectamos de nuestra alma, pensamos que sólo somos un cuerpo tridimensional, etc.

Hacer «Resonancia Consciente» es conectar con la esencia única e irrepetible que hay en lo más profundo de ti, es elegir activamente en qué quieres pensar, qué quieres sentir, con qué personas quieres estar y decidir dónde enfocarás tu energía. Como resultado de este proceso surgen el bienestar, la paz interior, el entendimiento y el amor incondicional.

 

R. La primera sesión Hammak difiere ligeramente de las demás debido a la entrevista inicial. Aquí me cuentas tu historia personal, tus sueños, tus hábitos y tus objetivos. Tras 15 minutos de conversación realizamos la sesión de sanación energética que se extenderá por 45 minutos.

Al finalizar recibirás:

  • Una fórmula con los nombres de las esencias florales que reforzarán tu proceso de sanación (si es que vives fuera de Colombia).
  • La fórmula de esencias florales preparada en 30ml (si vives dentro de Colombia).
  • Video «El ser humano, una visión holística de quienes somos» .

R. Cada cita tiene una duración aproximada de entre 60 y 70 minutos.

R. Los precios son los siguientes:

  • 1 sesión Hammak: COP $120.000 (pesos colombianos) equivalentes a $30 USD (dólares).
  • Pack de 4 sesiones Hammak: COP $440.000 equivalentes a $115 USD.
  • Pack de 6 sesiones Hammak: COP $660.000 equivalentes a $175 USD.
  • Programa de transformación de 90 días: COP $2.400.000 equivalentes a $635 USD.

 

*El precio en dólares puede variar de acuerdo al cambio vigente el día de la compra. Los precios aquí expuestos han sido calculados en el mes de Junio de 2020.

R. Al momento de realizar tu compra debes tener en cuenta que existen dos opciones que se diferencian únicamente por el costo de despacho a domicilio.

  • La fórmula de 30ml preparada con las esencias que tú elijas (hasta 7 diferentes), tiene un precio de COP$35.000 dentro de Cundinamarca.
  • La fórmula de 30ml preparada con las esencias que tú elijas (hasta 7 diferentes), tiene un precio de COP$40.000 para el resto de Colombia.

 

El nombre de las esencias florales que elijas para tu fórmula, deberá ser anotado en el apartado «Información adicional» que aparece al final de la página «Detalles de facturación», justo al momento de realizar tu compra.

R. Los métodos de pago son los siguientes:

  • Transferencia bancaria directa o electrónica a Cuenta de Ahorros Bancolombia.
  • Plataforma PayU que permite el pago a través de tarjetas de débito y tarjetas de crédito en todo el mundo.

 

Este sitio web cuenta con carrito de compras y sistema de pago integrado para ambas opciones (Transferencia electrónica y Pago con tarjetas).

Los pagos realizados fuera de Colombia serán automáticamente convertidos a tu moneda local por parte de tu entidad bancaria.

R. Al momento de finalizar tu compra el sitio web te llevará automáticamente a la página «Gracias por tu compra», allí encontrarás el botón para acceder a la agenda virtual y podrás reservar tu cita.

Otra forma de hacer tu reserva es haciendo click aquí

Ten en cuenta que la agenda automáticamente mostrará las horas disponibles de acuerdo al horario de tu país, por lo que no deberás hacer cálculos extra respecto a la hora de Colombia.

Si el horario que buscas no se encuentra en la agenda, entonces podemos concertar una cita en un horario cómodo para ambos. Para ponernos de acuerdo escríbeme al siguiente correo: contacto@hammak.org.

R. Sí, para recibir una sesión a distancia el usuario debe ser mayor de 16 años. Los menores de 21 años deberán presentar una autorización escrita o en formato de audio por parte del adulto a cargo (madre, padre o cuidadores).

En el caso de las esencias florales no existen limitaciones relativas a la edad.

R. Usualmente quienes consultan con un diagnóstico de base presentan: depresión, ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno bipolar, estrés, trastorno del sueño, fobia y duelo.

Cuando hay ausencia de diagnóstico, los usuarios buscan «desbloquear» áreas de su vida en las cuales consideran, no pueden avanzar: dificultades para encontrar pareja, problemas económicos, problemas laborales, conflictos familiares, etc.

R. La recomendación variará de persona en persona, pero en términos generales las sesiones se realizan con una frecuencia de 3 a 4 semanas.

R. Una sesión a distancia se realiza a través de videollamada y/o llamada común. Se debe tener en cuenta que a la hora de trabajar con energía no existen límites, por lo que no importa si te encuentras en Francia o en Japón, los efectos positivos de la intervención serán igual de notorios en comparación a una sesión presencial.

Los implementos que necesitarás para realizar correctamente la sesión son los siguientes:

  • Un vaso de vidrio lleno con 3/4 de agua y 6 cucharadas grandes de sal marina dentro, sin diluir.
  • Una vela blanca de cualquier tamaño.
  • Disponer de un espacio tranquilo y libre de ruidos en el cual puedas recostarte.
  • Como la intervención se realiza a través de videollamada, se sugiere que la batería de tu dispositivo electrónico (tablet, celular o computador) se encuentre cargada al 100%.
  • De la misma manera, se recomienda instalar con anticipación la App «Google Meet» o «Skype», ya que es a través de estas plataformas que se llevan a cabo las sesiones Hammak.
  • Es opcional el uso de cuarzos, aromaterapia, música relajante y auriculares. 

R. No. Si la intención del usuario es dejar los medicamentos, debe plantear dicha inquietud a su médico tratante.

Respecto al uso de las esencias florales, estas no causan efectos secundarios ni interfieren con los tratamientos farmacológicos que se estén llevando a cabo.

R. Cada persona es diferente, por tanto cada experiencia es diferente. Lo que suele ser común en todos los consultantes durante una sesión es la sensación de relajación, de liberación y de liviandad. Algunos usuarios reportan experiencias como: visión de colores, sensación de estar «flotando», sensación de variación de la temperatura en ciertas partes del cuerpo y sensación de que la camilla se «mueve».

Después de la sesión puede haber algo de cansancio y sed. Desde el punto de vista psicológico puede haber claridad mental, sensación de alivio (quitarse un peso de encima) y completitud.

Aproximadamente un 80% de los usuarios reporta una o más sensaciones subjetivas como las descritas en los párrafos anteriores.

R. Al contrario de lo que la mayoría de las personas piensa, la ausencia de enfermedad no es sinónimo de buena salud. La mayoría de las personas piensa que debe hacerse cargo de su salud cuando aparece un diagnóstico médico, sin embargo, el concepto de salud definido por la OMS en el año 1948 es el siguiente: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades”.

En ese orden de cosas, sanar también es: hacerse cargo de las emociones, de los conflictos interpersonales, del pensamiento perjudicial, de los traumas del pasado, de los miedos, de la cargas heredadas a través del árbol genealógico, etc.

R. La principal diferencia radica en que Hammak es una metodología que engloba muchas otras técnicas de sanación. Aproximadamente un 90% de la información que sustenta Hammak proviene de otras fuentes, mientras que un 10% corresponde a información canalizada. De esta forma, el objetivo es desarrollar una intervención holística basada en 3 ejes (cuerpo, mente y energía) y añade además, los 12 pilares que componen la salud de un ser humano en su más amplia definición de la palabra.

Otras cualidades que hacen que Hammak sea diferente:

  • A diferencia de otras técnicas de sanación, Hammak propone y describe un método paso a paso para el desarrollo de la consciencia individual y el crecimiento personal.
  • Además de realizar sesiones de sanación individual, existe un programa de 3 meses que busca transformar la realidad del usuario mediante sanación y elevación de la consciencia.
  • Hammak busca promover el autocuidado y la educación de cada uno de sus usuarios, de manera que este se vuelva lo más autónomo posible respecto del sanador. En otras palabras, se busca la no dependencia usuario-sanador.

R. Considerando que cada usuario ha vivido una experiencia de sanación única e irrepetible y por tanto, ha conseguido resultados diferentes a los demás, se puede generalizar que los beneficios tras una sesión suelen ser los siguientes:

  • Alivio y paz interior.
  • Comprensión de la propia historia personal.
  • Aceptación del presente y el pasado.
  • Aumento de la autoestima y la confianza.
  • Eliminación total o alivio parcial de síntomas como dolores de cabeza, punzadas inexplicables en partes específicas del cuerpo, dolores en la zona abdominal y el pecho, afecciones de la piel, entre otros.
  • Se detienen enfermedades que estaban en formación.
  • Transformación de los estados de ánimo de baja a alta vibración (ej. de depresión a alegría).
  • Se eliminan las creencias limitantes.
  • Desarrollo de virtudes como la compasión y la gratitud.
  • Al intervenir energéticamente en una persona no solo mejora tu energía, mejora todo.
  • Mejorar las relaciones de pareja.
  • Mejorar las relaciones laborales.
  • Mejorar la relaciones familiares.
  • Integración del «Yo verdadero».
  • Aumento de la cantidad de energía y con ello, las ganas de hacer cosas nuevas o tareas pendientes.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Bienestar emocional e incluso físico.

 

*El usuario debe tener en cuenta que no necesariamente experimentará todos los beneficios simultáneamente.

R. Sí, los resultados se mantienen a través del tiempo.

Considerando que la misión de Hammak es poder ayudar a la mayor cantidad de personas posibles, se busca que cada sesión sea eficiente. De esta forma, cada persona recibe el menor número de atenciones posibles para superar su motivo de consulta, dejando espacio para que otros también puedan sanar. Lo anterior sólo se puede conseguir si los resultados son duraderos y profundos, de lo contrario, el usuario tendría que consultar una y otra vez por la misma razón, situación que no ocurre.

R. No. Hammak no busca reemplazar ningún tratamiento psicológico ni psiquiátrico, la decisión de abandonar unilateralmente un tratamiento es de exclusiva responsabilidad del usuario, en Hammak nunca se sugerirá el abandono de intervenciones de terceros.

Tanto Hammak como las esencias florales son perfectamente compatibles con otros tratamientos.

R. Sí. La espiritualidad y el desarrollo de la consciencia -luego de la sanación y el bienestar- son los objetivos que plantea Hammak para todos sus usuarios. 

R. Son una serie de esencias naturales extraídas a partir de las flores. Actúan a nivel vibracional equilibrando pensamientos y emociones con el objetivo de restablecer la salud quien las usa.

Son útiles para combatir miedos, pensamientos indeseados recurrentes, estrés, ansiedad, baja autoestima, perfeccionismo, resentimiento, culpa, heridas emocionales, problemas de relacionamiento, etc. 

En Hammak se utilizan 50 esencias provenientes de dos sistemas florales; el más famoso, el del doctor Edward Bach conocido como «Flores de Bach» y el sistema de California.

R. Si bien existen algunos casos de sanación en una sola sesión, no es lo que usualmente ocurre. Considerando que la sanación es un camino de toda la vida y que normalmente cada persona lleva años acarreando problemas no resueltos, almacenando dolores y en ocasiones, entablando relaciones interpersonales nocivas, no es realista pretender sanar años de malestar en sólo 60 minutos.

R. No existen riesgos durante ni después de una sesión Hammak, ya que el trabajo hecho con amor, basado en experiencia, conocimiento, ética y buenas intenciones, garantiza el principio de «no maleficencia» en los resultados.

En el caso de las esencias florales, estas no tienen efectos secundarios ni interfieren en tratamientos farmacológicos.

En conclusión, los únicos cambios que puede experimentar una persona ocurrirán para bien.

R. Varía de persona en persona. Usualmente un motivo de consulta tarda entre 1 a 3 sesiones para sanar, que comparado con las terapias convencionales es bastante rápido. Ahora bien, hay personas que necesitan sanar muchos aspectos de su biografía, de su pasado y por supuesto de su presente, en esos casos es recomendable realizar entre 6-10 sesiones para que el cambio sea notoriamente significativo.

Como verás, no es fácil saber con certeza cuántas sesiones necesitará alguien si es que no se conoce previamente: su historia personal, su árbol genealógico ni la respuesta que tendrá su campo energético frente a la sanación Hammak.

R. Por supuesto que sí, no necesitas una sensibilidad especial, conocimientos o experiencias previas a tu primera sesión. Sí es importante que tengas las ganas de sanar, de crecer y de estar mejor.

R. La respuesta a esta pregunta es bastante extensa y compleja, por tal razón, se expondrán los 3 elementos más importantes:

  • Tal y como decía Carl Sagan, «los seres humanos somos polvo de estrellas», en otras palabras, todos estamos conectados porque somos parte de una misma Gran Consciencia y provenimos de la misma Fuente. Dicha conexión permite que para la energía no existan distancias ni tiempos.
  • La ecuación de Dirac, también llamada «ley de entrelazamiento cuántico» ha demostrado que dos partículas que alguna vez interactuaron entre sí, seguirán haciéndolo sin importar a cuantos kilómetros de distancia se encuentren, es decir; tú y yo, que estamos conectados de forma cuántica, podemos realizar una sesión de sanación sin límites geográficos.
  • Por último, tu cuerpo tridimensional o físico, obedece a los cuerpos energéticos que lo componen. Esto quiere decir, que si tu aura recibe modificaciones positivas, tu «cuerpo de carne y hueso» también lo hará.

Preguntas infrecuentes

R. A la hora de comprender qué es la enfermedad, todo dependerá del punto de vista metafísico que se adopte.

En primera instancia, si crees que el ser humano es sólo un cuerpo de 3 dimensiones, entonces las enfermedades se producen básicamente por virus, bacterias, hongos y traumatismos físicos.

Una segunda forma de comprender qué es y cómo se originan las enfermedades, tiene relación con reconocer la importancia del pensamiento y las emociones como agentes «patológicos» y depresores del sistema inmune.

Por último, se puede comprender la enfermedad como una manifestación de desequilibrios energéticos. Por ejemplo: un campo energético humano desgarrado sumado a chakras desalineados, terminará generando un mal funcionamiento en las glándulas y órganos dentro del cuerpo, lo que más tarde se traducirá en síntomas físicos y posteriormente en una enfermedad.

Desde el punto de vista espiritual, toda enfermedad es un aprendizaje no consolidado, es un aviso del cuerpo para que prestemos de una vez por todas, atención a aquello que es intangible: nuestros cuerpos energéticos, nuestras emociones y nuestros conflictos no resueltos.

R. El campo energético humano o CEH es la energía (Ver: ¿qué es la energía?) que compone, interactúa y da origen a nuestro cuerpo físico.

  • En tercera dimensión está representado por el campo electromagnético generado principalmente por el corazón y el cerebro. Su valor es mensurable y oscila entre los 10-9 nanotesla llegando hasta los 10-15 femtotesla.
  • En cuarta dimensión, está representado por el aura o alma, que a su vez se compone de 7 cuerpos energéticos: etéreo, emocional, mental, astral, patrón etéreo, celestial y patrón cetérico. Todos estos cuerpos están unidos y nutridos entre sí, por los 7 chakras mayores o vórtices energéticos principales. Tanto el aura como los chakras pueden ser medidos a través de la técnica GDV, la que muestra gráficamente el estado de salud del CEH.
  • En quinta dimensión existen 4 centros energéticos adicionales e igualmente importantes, sin embargo, estos no son medibles con ninguna maquinaria creada hasta ahora.

R. Desde un punto de vista metafísico la energía es la sustancia que da forma y compone todo lo que existe en el universo, desde las estrellas hasta el ser humano, pasando por otros seres vivos e inclusive los objetos inertes. La energía es el concepto que los filósofos pre-socráticos conocían como ápeiron y a lo largo de la historia ha sido llamada de distintas maneras: bioenergía, plasma, éter, orgón, chi, ki, prana, entre otros. El punto en común entre todas las definiciones existentes, es que todas hacen referencia a una sustancia que no se corresponde con la definición cuantificable de materia que todos conocemos, es decir, la energía no está compuesta por átomos y no responde a las teorías de la física clásica.

La importancia de la energía en nuestra vida y más específicamente en nuestra salud, radica en que el campo energético humano (CEH) interactúa a niveles muy profundos con el cuerpo, el pensamiento y las emociones, por tanto, un CEH alterado o dañado, terminará originando síntomas o enfermedades en el cuerpo físico.

R. La consciencia es todo aquello que sabemos y entendemos respecto de nosotros mismos y de nuestro entorno. Desarrollar la consciencia es ir ganando terreno dentro de la propia inconsciencia.

Vale la pena señalar que usualmente se emplean los términos conciencia y consciencia de forma diferente.

Conciencia es el reconocimiento de la propia existencia en relación con el entorno. La comunidad médica se ha desarrollado instrumentos como la escala de Glasgow para saber qué tan conciente está una persona, en ella se busca saber qué tan conectado está el paciente con el entorno, si es capaz de responder con la mirada, con palabras, si sigue instrucciones, si sabe qué día es, dónde está, cuál es su nombre, etc.

Por otro lado, el término consciencia engloba el estado conciente y suma además los distintos niveles de consciencia que cada individuo pueda tener en un momento determinado de su vida.

Es relevante destacar que existen dos teorías respecto al lugar en el que se encuentra alojada la consciencia. Mientras que para la ciencia tradicional se encuentra en una región del cerebro, para otros, se encuentra en el alma y el espíritu de cada ser humano.

R. Es la parte de nuestra psique, de nuestro cuerpo energético y de nuestra historia personal que ignoramos. Es aquello que no sabemos que existe pero existe.

Se dice que el inconsciente de una persona determina en un 90% su propia conducta, sus deseos e impulsos, sus elecciones, su éxito personal, etc.

Carl G. Jung describió dos tipos de inconsciente; el personal y el colectivo.

R. Asistir a una sesión de Hammak es igual que ir al dentista, al médico o al psicólogo. El trabajo energético no va en contra de ninguna religión, al contrario, todas las religiones plantean la existencia de un alma no visible y poseen una postura metafísica respecto a que lo invisible existe (Dios, Dioses, Ángeles, Arcángeles, etc).

Respecto a sus usuarios, Hammak sigue los principios de tolerancia y no discriminación, esto hace que la metodología sea compatible con todos los credos existentes.

R. El concepto de «usuario» hace alusión a una persona que se involucra activa y responsablemente en su propio proceso de sanación.

Por otro lado la palabra «paciente», hace referencia a una persona que de forma pasiva, espera ser sanada/salvada por alguien más. En dicho proceso, el ser humano se ve obligado a esperar que los diagnósticos, procedimientos y tratamientos lleguen lentamente.

Finalmente, «cliente» es un concepto con connotación mercantilista que puede ser usado con más precisión durante el proceso de compra de bienes materiales.

R. Ciertamente algunas personas se aprovechan de las desesperación de quienes han agotado alternativas dentro de las terapias convencionales. Afortunadamente en la era de la información y el internet, es fácil identificar a quienes no son transparentes, no obtienen resultados y no realizan sus prácticas de forma seria. Se puede identificar a un «falso terapeuta o sanador» porque:

  • No maneja un sustento teórico ni empírico consistente respecto de su propio trabajo.
  • No posee testimonios visibles ni creíbles.
  • No cuenta con espacios digitales para poder ver las opiniones y/o calificaciones de otros usuarios.
  • Puede mostrarse fácilmente como una persona poco transparente y contradictoria.
  • No cuenta con diplomas que respalden sus estudios.
  • Posee un interés excesivo frente a los temas económicos y suele fijar distintos precios (bastante elevados) para cada «trabajo» que realiza.

 

Por otro lado, las «verdaderas terapias alternativas» cuentan con decenas, cientos o miles de testimonios como respaldo. Son transparentes, confiables y totalmente válidas.

R. Mientras que el sistema de salud occidental tradicional posee una filosofía mecanicista y materialista respecto del ser humano, y se basa en pensadores como René Descartes, Thomas Hobbes, Francis Bacon, John Locke, Isaac Newton, Galileo Galilei, Christiaan Huygens y otros similares, Hammak se enmarca principalmente en la metafísica de Platón, Rudolf Steiner y Baruch Spinoza, sin desconocer la importancia de los autores mencionados anteriormente. Otros personajes importantes del mundo de la filosofía y la ciencia que sustentan teóricamente a Hammak son: Sócrates, Epicteto, Marco Aurelio, Foucault, Wolfgang Pauli, David Bohm, Wilhelm Reich, Carl Gustav Jung, David Hawkins, Barbara Brennan y otros afines.

R. En la actualidad no existe ninguna escuela que enseñe la metodología. Si bien la intención de hacerlo está presente, no existe una fecha concreta para llevar a cabo tal proyecto.

R. Los dos grandes enfoques a la hora de intervenir en salud son:

  • Enfoque etiológico: Busca intervenir sobre la causa de la enfermedad. 
  • Enfoque sintomatológico: Interviene sobre los síntomas que afectan a la persona.

 

En Hammak se combinan ambos criterios dependiendo de la situación, sin embargo, el más utilizado es el etiológico. De la misma forma, se adopta una forma de actuar preventiva y no reactiva respecto de la enfermedad.

R. Hammak nace a comienzos de 2020 con la misión de unificar distintas disciplinas y visiones respecto de la salud humana, de esta forma, busca integrar posturas que parecen estar en constante fricción y contradicción, como lo son: la ciencia, la filosofía, la espiritualidad y las técnicas de sanación energética. En consecuencia, Hammak busca difundir la idea de que el ser humano es un ser completo y que nuestra salud va más allá del cuerpo físico, la mente y la alimentación.

Otros objetivos de Hammak son: contribuir con la elevación de la consciencia colectiva por medio de la educación, colaborar con la sanación de la mayor cantidad de personas posibles y rescatar conocimientos ancestrales/universales que se han ido perdiendo a lo largo de tiempo. 

¿Crees que hizo falta alguna pregunta-respuesta?
Por favor, házmelo saber.

Hammak respeta tu privacidad y por eso te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados únicamente por el responsable de este sitio web. Lee nuestra Política de Privacidad para saber cómo gestionamos tu información personal.